El sonido de un instrumento con cuerpo sólido es diferente al que produce uno con semicaja. Hasta aquí estamos todos de acuerdo. Sin embargo, de nuestra experiencia en el taller extraemos la conclusión de que, si bien es cierto que el público en general sabe que existe una diferencia, no son tantos los que saben exactamente cuál es.

No son pocos los que simplemente asocian una guitarra a un determinado estilo, por la sencilla razón de que su utilización es común dentro de ese ámbito musical; pero más allá de eso, ¿qué efecto produce en el sonido que una guitarra sea de semicaja? ¿en qué es distinto de una con cuerpo sólido?

Para aclarar el tema, en G&B Custom Shop hemos grabado un mismo riff con una Gibson Les Paul y con una Gibson 339. Posteriormente, hemos modificado el track de la Les Paul para acercar el sonido al de la semicaja ¿Qué hemos cambiado? Hemos doblado la pista de la Les Paul y la hemos desplazado ligeramente, es decir, que la pista duplicada suena con una milésima de retardo. 

El resultado es interesante: ambas conservan su carácter; pero esa variante produce un claro acercamiento en el sonido de la Les Paul al de la 339. Esa sensación de amplitud que genera el duplicado y desplazamiento de la pista de la Les Paul, equilibra ambas sonoridades.

La demo sigue la siguiente estructura: Primero se escucha la guitarra de cuerpo sólido, la les Paul, después la 339 y, finalmente, la Les Paul modificada.

Posted
AuthorGuitar & Bass Luthier
CategoriesComparaciones